Portada

¿Quienes Somos?

Salidas

Pueblo a Pueblo

Videos

Artículos

Anecdotario

Contacto

  Horarios del Tren Metropolitano WindGuru la página de los vientos Servicio Meteorológico Nacional
Próxima salida...

Salidas del grupo de todos los fines de semana

Travesías

subir

- Todas las actividades son sin costo alguno -

 Escribí tu comentario y envialo a info@grupolaloma.com.ar

 

2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014

Salidas del grupo

2014

ABRIL

 

Viernes 18 de Abril

Buchanan

Domingo 13 de Abril

Oliden

Domingo 6 de Abril

Villa Garibaldi y Correas

Miercoles 2 de Abril

San Vicente por Domselaar

MARZO

 

Domingo 30 de Marzo

Palo Blanco

Sabado 29 de Marzo

Repu de los Niños

Lunes 24 de Marzo

Gomez

Domingo 23 de Marzo

Bavio

Domingo 16 de Marzo

Vuelta Grande Poblet-Correas

8 y 9 de Marzo

Reserva El Destino

Lunes 3 de Marzo

El Rincon

Domingo 2 de Marzo

Domselaar

FEBRERO

 

Domingo 23 de Febrero

Poblet

Domingo 16 de Febrero

Buchanan

Domingo 9 de Febrero

Correas

ENERO

 

20 al 29 de Enero

Doble Cruce de los Andes

Domingo 12 de Enero

Correas - Bavio

Lunes 6 de Enero

Reyes

Domingo 5 de Enero

Buchanan

   
 

haciendo click sobre la foto ingresás a la diapositiva de fotos

subir

Viernes 18 de Abril de 2014 - Buchanan

Relato de Florencia Osti

Mi paseo en bici arranca entre semana, cuando entro al face a buscar si habrá salida y cuál será el destino.

Preparar la mochila, chequear la bici que está esperando por salir, y a pedalear al punto de encuentro.

Una hora de pedalear en soledad me separa del grupo. Hoy con frío pensando si vale la pena y porque no me habré quedado en la cama con el resto de la familia!!!.

Es mágico al divisarlos a la distancia, como la alegría del encuentro me llena de energías y ganas para emprender una salida que no se nunca cómo será.

Cada inicio es una aventura. Cada compañero que se pone a la par. Una cruzada de mirada, una sonrisa. Un como estas?, no te vi la semana pasada. Mientras avanzamos. Pedalear en silencio, disfrutando el respirar aire puro, el sol en estos días otoñales. Pausas para agruparnos.

El camino de las casuarinas merece un párrafo aparte…que lugar hermoso!

Conozco el nombre de pocos. No importa edad, sexo, profesión, bicicleta. De hecho, ni se habla de ocupaciones o problemas. Es pasear.. Seguimos porque el último avisa de que estamos todos hasta la siguiente pausa.

Hoy en la estación de servicio donde aprovechamos el uso de las instalaciones sabiendo que más adelante no habría oferta de almacén ni el tan preciado baño convencional, fue otro punto de encuentro. Entre mate, foto, y charla, sin darnos cuenta estábamos cerca del destino.

Un sendero excelente, por una vía abandonada. Un tanto complicada al principio, pensé que debería aprender a la fuerza a reparar una rueda pero hoy no fue ese día. Bajar de la bici, subir, hacer equilibrio en ese puente que esta en la inmensidad de la nada. Que paz…No se si vieron dos lechucitas o búhos (para mi lo mismo) en medio del campo. Un aplauso a la mamá que cruzó el puente con el carrito y sus 1000 energías. Sin darme cuenta, habíamos llegado.

La vuelta tiene el sabor de vuelta, de que se va terminando.

Tranquilos, con el mismo compañerismo que caracteriza al grupo. Quizás para quienes hace mucho forman parte de él, no se dan cuenta de algunos valores muy presentes en ustedes y un poco olvidados en la sociedad que vivimos. Solidarios, amigos, dispuestos a compartir. Siempre atentos!!!

Hoy no llegué a La Plata con todos. Nos abrimos para el lado de Villa Elisa. Dejamos a la familia con la niña cansada, y seguimos con Lila y Roberto. A él le hice una visita guiada por el parque ecológico para separarnos con un beso y llegar a mi casa feliz con el paseo vivido. Contarles a los míos por donde estuve, y con una sonrisa limpiar la bici para que este preparada para el nuevo destino. Gracias a todo el grupo, son unos genios!

Florencia.

subir

Domingo 13 Abril de 2014 - Oliden

Domingo 13 de Abril. Un domingo con un toque particular, se caracterizó por lo ventoso y frio. La salida estaba ya programada y marché al punto de encuentro. No fue ninguna sorpresa ver a todos los gladiadores con sus bicis esperando salir a la aventura. Diego anunció la partida y salimos a unirnos al resto . Salida del segundo punto de encuentro, firme y sin preocupación. Sol y cielo celeste nos animaban! Tomamos nuestros queridos caminos rurales paseando por los pagos de Poblet donde nos cruzamos con una procesión paisana y luego directo al destino. El camino fue, para el gusto de quiza muchos, dentro de los que me incluyo, con algo de barro, pasto alto y algunos charcos importantes donde refrescamos nuestros pies y también hicieron que algunos amigos pierdan la verticalidad mojando no solo sus pies. Habiendo pasado tales accidentes geográficos emprendimos un corto asfalto hacia Oliden que distaba a unos 3 o 4 km. Llegamos a la conocida “La Olidense” donde adquirimos todo tipo de producto panaderil, saciando en parte el hambre causado por el esfuerzo. Este es tambien otro de los lindos momentos de la salida donde el compañerismo se manifiesta en las rondas de mate y alimentos compartidos, obras de arte como la torta de mandarinas de Marita, la tarta de Norma y otras delicias más que surgen de las alforjas y logran calmar a las fieras.

Llega la foto grupal, donde nadie sabe si ponerse adelante, atrás, al costado o al medio, sale foto, y luego otra vez arriba de las bicis a emprender el regreso. Ahora con viento a favor y por ruta, salimos felices. Cruzamos ruta 36, tomamos un camino rural bastante parejito con destino a Ignacio Correas y ahí nomás se nos prendió el chico que todos llevamos adentro. 5ta. a fondo salimos con Norma, Ignacio, Diego, el Pela, Perla, Sofi y alguien más seguramente disfrutando de llevar la bici a lo voladora!!! que lindo es jugar así!!! y ver a los amiguitos que disfrutan también de eso es maravilloso!!

…....Y así son las salidas, lugares ya visitados pero siempre con ingredientes que hacen que sean únicos!

El toque final se dió con una corta pero linda mateada en Correas para luego ya despedirnos de la aventura y volver anciosos para ver los momentos que quedaron inmortalizados en las fotos

subir

Domingo 6 de Abril de 2014 - Villa Garibaldi y Correas

subir

Miercoles 2 de Abril de 2014 - San Vicente por Domselaar

subir

Domingo 30 de Marzo de 2014 - Palo Blanco

subir

Sabado 29 de Marzo de 2014 - Repu de los Niños

subir

Lunes 24 de Marzo de 2014 - Gomez

subir

Domingo 23 Marzo de 2014 - Bavio

Relato de Ruben Machado

Amigos, cierren los ojos e imaginen esta situación: El petiso Guinzburg frotándose las manos mientras con su imborrable sonrisa me pregunta: ¿Y, que tal tu primera vez Rubén?? Y yo le contesto: Como la de cualquiera Jorge…, El día anterior con los nervios lógicos, la noche previa con imágenes revoloteándome por la cabeza, a la mañana salgo de la cama de un salto y me preparo lo mejor que puedo. Repasando detalles para no hacer papelones, no sea cosa que la primera vez me olvide de algo importante… luego los nervios de no llegar tarde, llegar al lugar del encuentro y ni pensar en encontrarme solo. Y después, que los nervios no me quiten piernas… te imaginas Jorge yo teniendo que decir alto, alto, que estoy un poquito cansado??? Pero bueno, bromas aparte, tuve mi primera vez, y por suerte no me traicionaron los detalles, la disfrute parte por parte, y en su totalidad. Todo comenzó así: Viernes 21, sin salida anunciada. El pronóstico nos anunciaba un fin de semana con muy buen tiempo. Propongo armar algo para no quedarnos en casa. Sábado temprano, Luis me dice que pone en la pagina mi propuesta como salida del grupo, acepto sin dudar. Y me doy cuenta que voy a guiar al grupo por primera vez. Que responsabilidad, no? Y bueno, ya estaba en el baile asi que… A bailar!!! Domingo 8.30 me encuentro con algunos amigos conocidos y otros por conocer, arrancamos y en el segundo punto de encuentro ya por suerte somos más. Mi idea inicial era volver por Vacalin, pero no recordaba bien el camino y no quería papelonear perdiéndome, así que dejo la idea de lado; y por casualidad Augusto antes de iniciar me dice ¿vamos por Vacalin?, tenés el camino? le pregunto, y con su afirmación allá vamos. Llegamos a Arana, tomamos las vías hasta el desvío hacia la iglesia de Sicardi, luego el asfalto hasta donde tomamos los caminos de tierra. El camino estaba buenísimo, y ganas de rodar sobraban, paramos un rato sobre el puente de cemento y después continuamos. Recodo tras recodo el camino nos llevaba. La mañana, tal como rezaba el pronóstico, estaba impecable. Realmente ir por allí resulto una buenísima elección ya que quienes alguna vez recorrieron ese tramo reconocían sus ganas de hacerlo nuevamente. En Bavio nos esperaban Norma, Gustavo y su sobrino. Antes de entrar a Bavio paramos a sacar fotos en la plazoleta que identifica el pueblo. Al llegar comenzó la ronda de mates y charlas, y sin apuro fue transcurriendo el mediodía. Como siempre ese rato de compartir con amigos es una de las mejores cosas de nuestras salidas, casi tanto como pedalear, casi tanto como disfrutar el viento en la cara, es que como dice Norma, somos nosotros, un poco más grandes, siempre dispuestos a salir nuevamente al recreo. Regresamos por Correas, a ritmo tranquilo. Luego las vías nuevamente hasta Arana y desde ahí por 137 hasta la ciudad. La verdad guiar fue una experiencia nueva y grata, pero esta bueno afirmar que todos colaboraron para pasarla genial. Por mi parte solo me queda agradecer a quienes decidieron sumarse a esta salida. Porque no me dejaron solo, y porque decidieron disfrutar de este hermoso domingo haciendo feliz a un grandulón que después de mucho tuvo su satisfactoria “Primera vez”!!.

Ruben.

subir

Domingo 16 de Marzo de 2014 - Vuelta Grande Poblet-Correas

subir

8 y 9 de Marzo de 2014 - Reserva El Destino

Relato de Luis

Que hermoso fin de semana en la reserva!!! La verdad que fue algo diferente para mi ya que fui en auto y con parte de mi familia, ver a los chicos que acompañaron al grupo hasta Bavio regresar me encanto, que lindo ese compañerismo y esa buena onda hacían aquellos que seguían.

Fui por el campo para que mi familia viera el camino que pedaleamos, les encanto….les encanto dormir en el auto..jajaja pasamos Bavio y quede solo con mi hija Ayelen, Laura y Lilian disfrutaban de una siesta…

Al llegar a la reserva ya estaban mis amigos armando sus carpas, no paso mucho tiempo que ya estábamos tirados en la costa del río disfrutando de unos mates, por la noche mi amigo Diego nos cocino unas bondiolitas espectaculares!!!! Cada ves que menciono bondiola no puedo evitar pensar en Leo que fue quien la popularizo, aprovecho para enviarle una abrazo a Lore y Leo que están por el Cusco pedaleando.

Que mas puedo decirle chicos, me alegro mucho ver a viejos amigos con su familia acampando y disfrutando de un finde entre amigos. No quiero aburrirlos y los dejo disfrutando las fotos. Un agradecimiento a Diego que junto con las chicas guiaron al grupo hasta la reserva. Un abrazo y nos vemos el fin de semana.

Luis.

subir

Lunes 3 de Marzo de 2014 - El Rincon

 

subir

Domingo 2 de Marzo de 2014 - Domselaar

Relato de Lili

La mañana del domingo se presentó agradable, al llegar al punto de encuentro, me encontré con varios integrantes que conozco desde hace algunos años, sería Diego el guía de la salida, luego de unos minutos partimos hacia el segundo punto, allí se conformó un grupo bastante numeroso.

Transitamos por Gonnet, hacia la zona de El Peligro, cruzamos la ruta 2, descansamos y algunos compraron su provisión en el almacén de dicha ruta, y continuamos por el camino que lleva a Buchanan, en éste tramo fue posible divisar el autodromo Mouras y escuchar los ruidos de los motores de la competencia.

Cruzamos ruta 6, nos reagrupamos, todos veníamos muy bien. Arribamos a Domselaar, quienes nunca habíamos llegado a esa localidad, nos tomamos foto en el cartel de la estación del ferrocarril, y como era el horario de almorzar, Diego nos condujo a una talabartería (muy surtida) allí almorzamos en dos numerosos grupos, buscando el refugio de la sombra. Grata sorpresa fue que nos estaba esperando Alejandro con sus hermosas hijas. Luego del merecido descanso continuamos por los caminos rurales de Brandsen, los que por momentos estaban muy polvorientos, y por allí se produjo una frenada, solicitada por Diego, que dijo; "por acá no es" un GPS ayudó a retomar el rumbo, después de un rato, en otro reagrupamiento, había que realizar una leve trepada, aquí algunos pensaron que era una broma y se resistieron hasta último momento, continuamos y aparecimos en la ruta, la que utilizamos por pocos metros, para pedalear junto al bosquecito, por lugares muy bonitos nos estábamos dirigiendo a Gómez.

Al llegar al lugar que alguna vez fue estación del ferrocarril, que ahora es una linda plaza, nos dispusimos a merendar, y otra grata sorpresa, apareció nuestro amigo Julito, que salió a hacer kilómetros y sabía que estábamos por allí.

Tomamos la calle 515, aún faltaba cruzar las rutas, 6, 2 y 36 para llegar a La Plata, todos veníamos con buen ritmo. Al llegar a Abasto, algunos continuaron por 515 hacia ruta 36 y otros tomamos hacia 520.

A metros de la rotonda de ruta 36, tuve que pedir que se detengan porque había pinchado, ayudaron varios compañeros, reitero las gracias, y cuando estábamos por continuar Julito y otro compañero venían al auxilio del grupo rezagado.

A pocos kilómetros de esa rotonda, nos despedimos, continué con Stella y su hermana Mariana que está incursionando en el cicloturismo, y su rendimiento fue muy bueno !!

Una jornada de 110 o 120 km, transitados con la mejor de las energías para pasarlo de 10.

Gracias Diego por tu impecable labor de guiarnos.

Lili.

subir

Domingo 23 de Febrero de 2014 - Poblet

 

subir

Domingo 16 de Febrero de 2014 - Buchanan

Relato de Alejandro del Rosario

Qué domingo! Debo reconocer que muy distinto a las salidas habituales… es que como dice Luis, siempre hay “Algo más…”, y esta vez, el algo más empezó con él! Lo esperábamos en el segundo punto de encuentro con un regalo… y la torta, en la vereda, con vela y canto general de Feliz Cumpleaños!!! Más que eso, fue la alegría que nos haya venido a saludar antes de la salida a Buchanan. Una mañana muy linda, de viento a favor (lo preocupante era pensar que al regreso lo íbamos a tener en contra, y más preocupante aún, por saber que volveríamos con carga de más… pero falta para llegar a esa parte del relato…). Una sola parte del camino nos dio bastante barro, pero que con un poco de ganas le pasamos por arriba; y el barro nos pasó por encima de nuestras zapatillas, también… Al llegar a la estación abandonada, todo fue de una efectividad asombrosa, una coordinación que marca el grado de gestión al que ha llegado el grupo; no, no se trató del pedaleo, ni el acomodar las bicis o el equipo; nada de eso. En 10 minutos las ramas y troncos crepitaban, la parrilla comunitaria de Buchanan ya estaba al fuego, y Fernando manejando a la perfección cada detalle del almuerzo! Me pregunté varias veces dónde quedaron esos refrigerios frugales de otras épocas… cambia todo cambia… al compás de las brasas, Marian, nuestra guía, ya tenía el mate circulando; chorizos, patis, chipa, bondiolas, y unas cosas verdes que nadie alcanzó a descifrar qué eran, porque además, por más fuego que se le metiera, no cambiaban de estado… suerte que abandoné mi vegetarianismo culpa de los compañeros del grupo… según Rubén, era lo que queda pegado en la máquina después de cortar el pasto; otros, sugirieron otras cuestiones que no vale la pena detallar… Todo el almuerzo fue bien regado con bebidas de todo tipo, y hasta el hielo se incorporó al equipaje de las bicis. Hay que hacer una mención especial a Guille, que solucionó cuánto desajuste había en cualquier bici; toda la salida estuvo en cada inconveniente que se presentó. Un ejemplo de compañerismo y solidaridad con todos, un lujo tenerlo en el grupo! Para bajar el almuerzo, volvió a correr una nueva ronda de mates, foto grupal, y de regreso, Enrique y Fernando mantuvieron alto el espíritu del grupo desde la salida misma, interpretando temas de la nueva ola, como “Movete, chiquita movete”, “Salta, salta, pequeña langosta”, “Me gusta el mar” y otras delicias musicales. El barro dio en secarse, el viento que tendríamos en contra amainó, así que el regreso fue más que aliviado. El agradecimiento a Marian y la buena onda y paciencia que nos tuvo durante toda la salida. Una guía de lujo!

El final de la salida fue el que ya se ha convertido en ritual; reponer las energías gastadas con cuartos de helado, y otra charla más, de esas que se resisten a la despedida. Cómo cuesta separarse… Pero eso es lo que le da ese gusto tan especial a cada salida, las ganas y la ansiedad esperando la próxima! Gracias a vos Luis, por todo esto tan maravilloso que sabes crear!

Alejandro.

 

Algo más…. Un agradecimiento especial a Marcelo Toscani que ni bien le pedí que lleve al grupo hasta el encuentro con Mariana no dudo en darme un, no hay problema. Gracias Marce y mil gracias Marianita. Gracias a todos por los momentos tan lindos que me hacen pasar gracias a todos por estar. Un abrazo grande.

Luis.

subir

Domingo 9 de Febrero de 2014 - Correas

Relato de Carolina

Bueno, el relato prometido...

Volví a casa con la sensación de que hay más mundo del que una supone conocer; la lluvia hizo crecer el ansia del debut... Anduve por última vez en bici, crucé mil veces la ciudad, en una Aurora de media carrera, regalo de abuela, durante mis veintipico de años, cuando era estudiante, casi una prótesis esa bicicleta. Después el título, el laburo, la pareja, los años, un bebé...el esfuerzo por mostrarle a él que vale la pena transitar esta vida... Aquí y ahora, a mis 41, añorando las osadías de mi primera juventud, me encuentro con gente linda, aventurándose, bancando las turbulencias que implica estar en movimiento, dispuestos al encuentro, con todo lo efímero e intenso que el encuentro tiene... les agradezco la bienvenida. Intercambié algunas páginas de vida con Guillermo y Virginia, con Sofía, con Liliana Arroyo, con Walter, con Luis, con un peli-largui, de quien no recuerdo el nombre, y de quien recibí el entusiasmo de sumar a mi familia a esta exploración vital, el flaco habló de un tal viajero que conoció a una del palo, que tuvieron un hijo, y pudieron parar lo mínimo necesario para su bebé, para terminar diseñando un trailersito y retomar su itinerancia con su hijo. Casi si filtro, así fue trasmitido a mi familia, tuve buen retorno, no sé cuándo, pero saldremos los tres.

Ya volviendo, me enteré de que casi no había principiantes, con razón se me complicó seguirles el tranco, y cuando quise socializar un poco mientras pedaleaba, me falto un toque de oxígeno,ja!

Espero encontrarlos en la próxima

Un saludo afectuoso

 

subir

20 al 29 de Enero de 2014- Doble Cruce de los Andes

Relato de Nacho

Me toco ser el afortunado de escribir el relato, iba a ser una síntesis del día a día pero se extendía demasiado, así que les voy a contar un poco más por arriba.

Sé que arrancamos medio medio debido a la lluvia, más que nada viento y un poco de frío que quizás no todos estábamos preparados para eso; pero con el excelente grupo que fui, no había nada que nos interrumpiera el viaje, lo que no se podía hacer un día se hacía al otro sin ningún problema y con mucha solidaridad.. Ej. quedamos varados dos días debido a las crecidas de 2 ríos que había que cruzar, pero fue cuestión de pedir ayuda y esperar; así fue un día después pudimos cruzarlos gracias a unas 4x4 que nos ayudaron para poder seguir el camino.

Cruzar a Chile (momento de mucha emoción y alegría) llegar a un lugar increíble llamado Lago Verde, ya veníamos pedaleando en ripio y empezamos con nuestras primeras trepadas las cuales antes de viajar les tenía mucho miedo pero les juro estar ahí debajo de esas subidas te cambia el panorama totalmente, al menos para mí era mirar hacia arriba las montañas nevadas y sentir que estábamos adentro de las nubes (debe haber fotos que no me dejan mentir ADENTRO DE LAS NUBES) … y a quien le gusta la adrenalina era saber que después de esa subida venía una bajada increíble (algunas me dieron miedo confieso)

Les recomiendo hacer el viaje con Fernando GRANDOTE jamás van a pasar hambre es increíble lo que le gusta cocinar y la voluntad que tiene mas allá que también canta y otras virtudes. Ténganlo en cuenta no les va a faltar ni comida ni techo jajajajaja no les voy a mentir la carpa la armé dos veces y una fue debajo de un tinglado (frase: Más al pedo que carpa de nacho jajajaj ) pero bueno había promociones en cabañas para el Grupo La Loma.

Vale recordar a los mecánicos Guillermo Carrizo, Sergio Yedros, Diego Gasparini y Rubén Machado (fanático del supra bond el cual no se vende en chilee jajaja), entraba a un quiosco y preguntaba, ya llego un punto que lo buscaba hasta en casas de comida jajajaj (Más difícil que comprar supra bond en chile jajajaja )

Con respecto a las caídas creo que pocos no se cayeron, había caminos que eran intransitables o según Mónica el purgatorio jajajajaj y era fácil tener un resbalón. Ahora que nombré a Mónica les recomiendo si necesitan ropa impermeable- RESPIRABLE y elegante jajaja que hablen con Mónica Miriam Torres y Mercedes (Mecha)

En fin no habré tenido el mejor impermeable quizás ni tampoco 2 pares de zapatillas por si las mojaba (Sofí igual) etc. pero con la compañía, solidaridad, buenos humores, y excelente calidad de personas que tuve al lado durante este sueño y desafío que pude cumplir no hacía falta nada más, no existía ni montaña ni lluvia ni viento que impidiera seguir.

Datos a tener en cuenta:

-Marcelo quien nos llevó las bicicletas del aeroparque hasta Gobernador Costa nos dio una mano terrible, fue él quien cargó mi heladera (caja para la bicicleta que me hizo mi viejo) un grande ¡!

-Flia de Justo Abile quienes nos ayudaron en Atilio O. Viglione a cruzar con las 4x4.

-Señora Rosa quien nos cedió el quincho de la comuna de Atilio O. Viglione.

-Hospedaje “El Indio” en Villa Amengual también nos dio una mano muy grande en el traslado con un camión.

SUEÑO Y DESAFIO CUMPLIDO.

 

 

Comentario de Norma Gauna

Mi visión del doble cruce de los Andes en bici

Por primera vez, lleve una cámara de fotos al viaje y me di cuenta lo importante que es, al repasar las imágenes, vi que mi atención estuvo más en mis compañeros de travesía que en el paisaje. Los momentos que me emocionaron fue cuando estábamos juntos , festejando descansando , parando para mirar un hermoso lugar o cuando paraban para asistirme(mi bici se porto remal en este viaje, pero no es culpa de Ella pobre), hubo un momento en que, consultando Luis si pasábamos por un poblado en el regreso por Argentina, yo le pregunté si era lindo el lugar y El me dijo ”Quieres lugares más hermosos que los que vimos?”, allí recapacite y me di cuenta que en mi cabeza quedaron grabados lugares maravillosos con cascadas en montañas, selva Valdiviana y cielos explotados de estrellas, como para endulzarme cada vez que quiera recordarlos por el resto de mis días.

Pero hubo algo que quedo en mi corazón y me llena de orgullo…..”el grupo”. La penúltima noche dormimos dentro de una iglesia de una estancia, que gentilmente no prestaron por las bajas temperaturas (unos pocos armaron su carpa afuera), cuando estábamos acostados hablaban de si podríamos llegar al punto final de la travesía al día siguiente, esto dependía del estado del camino( finalmente no pudimos), pero ante la idea de que fuera la última noche, en todos despertó cierta angustia…..”No quiero separarme “ dijo alguien, y todos respondimos “ yo tampoco”.

Todos buscamos en este tipo de experiencia algo que tiene que ver con vencer un desafío , probarnos, encontrarnos con la naturaleza, etc….no se hasta donde llegaríamos yendo solos…..pero es como pedalear contra el viento, si vamos solos cuesta , pero si hacemos un grupo, los que están fuertes en ese momento van adelante y los demás nos refugiamos atrás, cuando se cansan , otros reemplazan a los de adelanta y así podemos llegar “HASTA EL CIELO”…el viento fuerte , el frio , el camino en mal estado , las fuertes trepadas, no pudieron nunca borrarnos las sonrisa cuando escuchábamos por ejemplo cantar A FERNANDO “ Me gusta el mar, tengo alma de navegante.., o Mónica preguntando en una trepada “que es esto Norma , el purgatorio?”, Nachito con sus cabañas , etc , etc , etc , todavía me acuerdo y me C--- de risa……….Gracias a todos un verdadero honor y placer haber compartido estos momentos , gracias por su ayuda y aliento…y COMO NOS COSTO SEPARARNOS!!!!.

 

 

Comentario de Romina Araya

Desde el momento en que salí de mi casa hasta hoy, tuve la maravillosa oportunidad de vivir una de las más grandes aventuras de mi vida. Una aventura que implicó una excelente compañía desde el inicio, Sofia Cielli, Fer y Mechi a los que luego se les unieron todos los chicos que hicimos el Doble Cruce de Los Andes 2014. Hoy recién llegada y con tanto vivido, no puedo en un simple párrafo explicar lo que este viaje ha significado para mi. Sólo para empezar a contarles, vivi muchos momentos en que peleé con mi mente y mi cuerpo para poder seguir, momentos en los que el imposible debe hacerse posible. Donde el NO PUEDO no tiene lugar. Viví llantos, alegrías, risas, preocupaciones, más risas, desafíos...tantas cosas que no soy capaz de describirlas brevemente.

Simplemente puedo resumir este viaje como la sensación de libertad más grande que he vivido jamás. Espero poder con el tiempo hacer algún relato de lo experimentado, creo que puede ser de utilidad para mucha gente que no se anima o no se imagina de qué se trata.

Luis Grupo La Loma Cicloturismo, es gracias a tu espíritu, fuerza, solidaridad, amistad...en síntesis, toda tu persona, que esta clase de eventos pueden ser tan hermosos! Muchas gracias por permitirme participar!

subir

Domingo 12 de Enero de 2014 - Correas - Bavio

 

subir

Lunes 6 de Enero de 2014- Reyes

Y Rodaron los Reyes por la Ciudad...

Relato de Romina

Qué hermosa experiencia! Una vez más, una excusa nos lleva a conocer otras realidades, duras, durísimas por momento, pero nos llevamos el placer de haber jugado, charlado y dado un regalito a estos chiquitines, que nos abrazaron el corazón. Espero que alguno de ellos se lleve algo lindo de nuestro paso por allí y que cada vez seamos más los que nos acercamos a dar y recibir. No voy a olvidar el recibimiento de una de las nenas del lugar, que desde la altura de mis rodillas, se me paró enfrente, me miró y me abrazó las rodillas. Me agaché y me abrazó como si nos conociéramos de toda la vida. Nudos en la garganta, momentos donde las lágrimas no piden permiso para salir, simplemente imposible explicar lo vivido. Sólo hay que vivirlo para entenderlo.

El comentario de Romina expresa los que fue la salida, solo me queda por agradecer a todos los chicos que se sumaron y cambiaron un juguete por una sonrisa, a todos los que realizaron su aporte desinteresadamente, a todos los amigos que colaboraron durante el trayecto, a los chicos que fueron con su vehículos de apoyo , al grupo Quiero Pedal, a la Juguetería y Librería Futuro, a los amig@s que embalaron cada juguete, a mi familia que siempre están y por supuesto a Los Reyes magos Melchor y Gaspar que después de una noche agitada se tomaron un tiempito para seguir regalando amor. Solo tengo palabras de agradecimiento amigos.

Gracias a los hogares que nos abrieron sus puertas y a la Hermana Adriana por guiarnos en el hospital de niños.

Muy buen año para todos, los quiero. Baltazar

Relato de Seba

Volviendo a empezar! A mí siempre me gustó andar en bici, desde chiquito. Sin embargo, nunca fui un gran fanático, sino que aprovechaba las ocasiones que se iban dando naturalmente: salidas en bici con la familia (eran las menos, je), con mis amigos, con el colegio, etc. Pero de a poco esa frecuencia se fue menguando, y mi bici de a poco fue juntando cada vez más polvo. Daba lástima pasar por el garaje y verla ahí, con las gomas desinfladas, con sed de aventuras… Pero tampoco se daba la oportunidad de usarla; y la vida universitaria, amigos y otras demandas la terminaban relegando a un lugar distante en la grilla de salida. Pero algo estaba inquieto adentro mío, como encerrado, como una cuenta pendiente que queda por saldar. Más de chico tuve una lesión importante, de la cual no tengo secuelas, pero el médico me recomendó fervientemente que para no tenerlas debía hacer actividad física el resto de mi vida. Aún así, los causes de la vida me fueron llevando a hacer cada vez menos deporte, a la vez que cada vez que entraba a casa tenía que pasar por el garaje, y la bici seguía ahí colgada. Una vez un gran amigo (de esos pocos verdaderos amigos que uno tiene en la vida, cuya amistad dura toda la vida y que son contados con una sola mano), me dijo de ir a andar en bici con La Loma, un grupo de cicloturismo coordinado (según él) por gente espectacular, de muy buena onda y con la intención de hacer las cosas en serio y bien. Esa vez no pude ir, y la siguiente tampoco, y la otra menos; siempre por otros compromisos e imprevistos, pero estaba la cuenta pendiente. Este 6 de enero del 2014, día de Reyes, le planteé a este gran amigo: ¿Por qué no aprovechamos y vamos a visitar el Hospital de Niños, para hacerle pasar un buen rato a los chicos que están ahí? La ocasión lo ameritaba, los horarios cerraban, las ganas sobraban, era la situación ideal! A todo esto, me responde que el ya tenía pensado hacer eso con el grupo con el que andaba en bici… La verdad, quedé un tanto desconcertado: gente que no tiene nada que ver con ninguna organización solidaria ni nada por el estilo, yendo a visitar chicos enfermos y necesitados, dando su tiempo de un día libre para ponerlo al servicio de la sociedad… Quién hace eso? Qué locura! Me encantó, y le dije que me sumaba a la salida.

Y no me arrepentí: tres de los integrantes estaban vestidos de Reyes (sí, poniéndole el pecho a ola de calor), y la gente del grupo, con toda la naturalidad del mundo, los bancó durante todo el pedaleo por la ciudad, visitando tres hogares para niños y el mencionado Hospital; siempre con la misma onda y garra que los identificó cuando empezaron a pedalear. Pero lo que más me llamó la atención es el espíritu de solidaridad y la calidad humana de todo el grupo, que se veía hasta en el más mínimo detalle: en ese abrazo al nene necesitado, en esa sonrisa alentadora al compañero cansado, en el afán de hacerles pasar a los demás un muy buen rato.

No hace falta aclarar si voy a repetir o no esta experiencia, y si bien el resto de las salidas tienen otro aire y otro estilo, con lo poco que los conozco puedo decir que son un gran grupo de ciclistas, pero sobre todo y muchísimo más importante, un gran grupo de personas, que Dios te pone el camino mientras pedaleás por la vida.

Seba Pighin.

subir

Domingo 5 de Enero de 2014- Buchanan

 

Relato de Celeste

Donde Hubo Un Tren, Hoy Hay Cientos de Historias.

Aquella estación sin pueblo en la que reina la serenidad al ritmo del viento que con el susurro de los pájaros y sus pequeños insectos inquietos, logran encantar cualquier mirada. Así es la pequeña estación Buchanan, de la que varios no hay oído hablar pero que oculta muchas historias. Esa tímida estación que se esconde entre un camino sinuoso y despoblado fue en su momento un importante eslabón en el sistema ferroviario en la década de los 90´, pero no pudo resistir a su clausura después de varios intentos por mantenerla viva.

Afortunadamente, aún se mantiene en pie a través de las recurrentes visitas que recibe de personas encandiladas por recorrer un trayecto, alcanzar un destino, personas que enfrentadas a todo, siguen hacia adelante a un ritmo constante, alentador y ambicioso; este es el gran grupo La Loma, con quienes he compartido una salida única como las que he vivido!

Aquel día el cielo desplegaba su dulzura entre la brisa del viento y las tímidas nubes que, de a poco, iban acomodándose a un lado dando lugar al sol en su resplandor. La aventura estaba a punto de comenzar, y no había dudas que me sorprendería.

Así, ambas preparamos algunas cosas necesarias para el viaje y emprendimos camino hacia el punto de encuentro. En aquel domingo, la ciudad se encontraba calma al compás de algunos autos que, por su pasividad, simulaban no tener otro fin que la distracción misma. El viento era constante, por momentos revoltoso en sus movimientos, y el sol no dejaba de ocupar con su particular imponencia cada lugar que se encontraba a su asecho.

Pasamos a buscar a dos compañeros que por cierto eran muy simpáticos!. Uno un tal Enrique, el futuro profesor de Sofía que desde la primera impresión de paró de reírse y sorprender con su simpatía, y su compañera de viaje que aparentaba ser una dormilona por naturaleza (…Pequeña deducción por los comentarios durante la espera!)

Emprendimos viaje al lugar en el que se encontraba el resto. Ese tal Enrique no paraba de hablar, cosa que me sorprendió en un hombre; suelen ser más cortos de palabra, o eso creía!. Llegamos con algunos pequeños desperfectos de la caprichosa alforja de Chini, pero llegamos!

El camino inicial fue cómodo y placentero; -todavía había asfalto!-, y mientras recorríamos la zona hasta Buchanan, mi sentido de orientación se perdió entre las nubes. No tenía la más pálida idea en dónde estábamos. No me preocupada de todas formas, aquel grupo sabía muy bien lo que hacía, y aunque le pregunté a algunos el lugar en el que estábamos, balbuceaban al precisar su ubicación, pero sabían llegar y volver!, con eso era suficiente!

El camino era tan volátil de imágenes que la inquietud por la retrato que vendría era inevitable. Por momentos logré apropiarme del camino, de disfrutar una percepción nueva, la libertad en dos ruedas. Y así me deje llevar. Seguía al resto, pero por momentos descubrí que lo importante no era ir junto a los otros y hacer lo que hacían los demás, sino que lo realmente fascinante era apropiarse del camino, plasmar emociones en el paisaje y liberar con gloria las impresiones en él. Lo increíble de aquella experiencia era que el tiempo perdía valor, su estado consciente se volvía casi nulo al punto de generar una línea del tiempo enlazada a partir de la presunción de la temperatura, el cansancio o la posición del sol.

Poco a poco la temperatura se iba sintiendo en el cuerpo, principalmente en los hombros y las mejillas (así me quedaron después!), y el viento empezó a soplar con más fuerza a medida que los que iban adelante levantaban el polvo del camino. Nos estábamos acercando a la estación, y ya de lejos se sentían los comentarios quejosos del camino de las vías. Supuse que sería un camino con "obstáculos", y cuando lo vi me quería matar. No tenía salida!, tenía que pasar entre los cardos que medían como dos metros de altura!, el cardo hermoso y precioso con sus ásperas espinas y sus encantadoras flores violetas!!?. Romina que iba delante mío me dijo: "¡Vos podés!, ¡Cerrá los ojos y pedaleá!", y así fue!, (no cerré los ojos pero aceleraba el ritmo y levantaba ambas piernas hasta que la velocidad midiera mi impulso para tener que bajarlas nuevamente). ¡Qué suspiro pegué cuando pasamos el famoso y adorable camino de las vías!, desde ese momento creo que entendí las quejas, muy ciertas!

Ni bien llegamos, el paisaje cambió notablemente. El calor saturaba la piel y aire a su alrededor. Todos nos acomodamos en la sombra a relajar los pies y la energía de reserva para la vuelta. Comimos, nos sacamos fotos, nos reímos, nos conocimos un poco más entre los que no teníamos mucha experiencia en estos recorridos. (Mortal la parrilita y los patys!), y así descansamos un rato. El tema era volver!, y pensaba, "¡Por favor!, por el mismo camino no!", dicho y hecho; fue diferente, respiré nuevamente!, Jajaja...!

Me apropié de un lindo recuerdo de esos que perduran: La estación con sus encantos y sus historias con las que nosotros la vamos recorriendo nuevamente por sus andenes. Gracias a todos por la calidez!, un grupo muy unido y solidario! Simplemente me quedo con la sensación de que uno no tiene límites más allá de aquellos que nos define la mente y nos frena la razón, que la perseverancia está siempre presente, sólo es cuestión de enriquecerla, y que el coraje prevalece en nuestra mente de forma innata; sólo hay que florecer su fuerza. Un abrazo.

Celeste.

subir

Portada | ¿Quienes Somos? | Salidas | Pueblo a Pueblo | Videos | Anecdotario | Contacto | Artículos